martes, 5 de abril de 2016

O quizás si.

Te vas de España y quedamos en el parque para despedirnos.
 Recordamos tantas cosas, nos miramos, reímos, recordamos...
Tu me abrazas fuerte, muchas veces, me tocas la pierna, cada vez estamos más cerca..
Yo sonrío...y sonrio...demasiado cerca...
Llueve y los dos recordamos al negro.

Control.

Hasta que nos despedimos del todo, tu con la bici, yo con la capucha puesta y nos miramos muy fijo.

Nos damos un beso bajo la lluvia de Zaragoza.

Posiblemente no volveremos a encontrarnos, mucho mar.

2 comentarios:

  1. siempre las despedidas...lo bueno es que ya nos agarran más fuertes.
    besos

    ResponderEliminar
  2. Jo Palmoba, pensaba que yo estaba perdida, pero ¿ni una palabra desde junio? Pasaba por aquí, para felicitarte el año,y yo no sería tan rotunda con lo de no encontrarse mucho más, cada vez veo más claro el lazo que nos une a personas que pasaron por nuestra vida que fueron importantes, y que una vez formado ya no se deshace, por mucho que pongas mar, tierra o piedras. Sé muy feliz!!!

    ResponderEliminar