viernes, 4 de mayo de 2007

Soy Djneba Diarra (Yeneba Yara) Bam-mana muso.

Cuando vivía en Malí, me cambiaron el nombre.
El mio allí, para ellos no tenia ningún significado y en casi toda África es muy importante tener un nombre que significa algo,relacionado con la fuerza de la vida, los elementos o con animales.
De hecho Malí, significa Hipopotamo.
Al principio fue muy difícil, por que yo era una pieza allí que desentonaba mucho, era extranjera, diferente y mi lenguaje para ellos era realmente malo para una mujer, ya que por mis quehaceres allí yo estaba todo el día entre hombres y cuando comencé hablar Bambara, lo hacia como un hombre, que es lo que escuchba todo el tiempo.
Después entendí que lo que un hombre y una mujer contesta es muy diferente. Así que ahora se que al principio yo les debía parecer algo realmente estrambótico.
Me presente allí, en una capital donde el turismo ya es de por si escaso y los extranjeros se quedan casi todos en el centro de la capital, el resto parten a ver País Dogon, Tumbuctu....yo me instale en un barrio periférico, en una casa exactamente igual a la del resto, ni hoteles ni nada y mi vida desde el primer momento fue lo mas similar posible a la de ellos...al principio venían y miraban, por que tu allí te puedes parar y mirar lo que te de la gana y comentarlo y reírte y no pasa nada, y no es ninguna falta de educación en absoluto, así que durante largas semanas convivi con no se cuantos pares de ojos observándome.
Pero como los niños son niños en cualquier lugar, la curiosidad natural les hizo avanzar un poco más y los mas atrevidos vinieron a hablarme, primero solo fui algo para investigar, me miraban y me repasaban de arriba abajo,
-por que tus ojos son del color de la hierba?? me dijeron un día con desprecio........Alá así me los dio.....palabra mágica, lo que Alá decide o da no se cuestiona más.
-Que es eso azul que recorren tus brazos??? jajajaja son venas....vosotros también las tenéis pero no las veis....se reian..los blancos no saben nada!!....es albina decían otros.....no!! mira su pelo rojo!!!
A mi realmente me hacia mucha gracia y creo que con eso, fue, con la risa y las bromas con lo que me los gane......y también me acostumbre a tener cada día la casa llena de niños......y todos aquellos ojos se acostumbraron a verme con ellos.....
Tantos meses junto con todos sus días dan para mucho.....un día una de las mujeres de la casa vino y me puso en el regazo sin mediar palabra un niño de menos de un año de edad....se llamaba Alu...y el niño comenzó a sonreirme...que momento bueno fue ese!!! La madre siguió cocinando, lavando y mirándome de reojo junto con el resto de mujeres, cuando terminaron vinieron hablarme......ya nunca mas dejaron de hacerlo...fueron sus hijos, los niños del barrio, los que nos unieron y así dos meses después de mi llegada entre en sociedad.
Pasado mucho mas tiempo ya nadie me miraba y si ya venían cada día a visitarme y me traían cocacola... te gusta demasiado!!, si!! a todos los blancos les gusta decían!!!Nunca he tomada tanta cocacola como alli, ciertamente.

Un medio día, con un sol demoledor, mientras cocinabamos bajo un árbol me dijo Musogoroba (la madre, sociedad completamente matiarcal dentro de las casas)
-Ese nombre que tu tienes no vale para nada y ese carácter tan fuerte tampoco, ningún hombre se va a casar con una mujer que dice las cosas tan claras, no encontraras marido así!!!...... por primera vez en mucho tiempo, en un lugar donde me había acostumbrado a luchar como un demonio para que nadie se me subiera encima me quede sin contestación mientras todos me miraban fijamente......bueno, no he venido hasta aquí a buscar marido.....fue lo unico que se me ocurrio.....las risas fueron una estampida!!! que gracia les hizo eso!!
-Con tu carácter ya no podemos hacer nada pero con el nombre si.
Así fue la sentencia.
El nombre aunque se barajaron muchos no fue tan difícil.....me llamaron Djeneva (Yeneva) que significa sincera....el apellido que es lo importante si que costo. Es muy importante y dice tu procedencia, la tribu de la que desciendes y muchas veces el animal que te da fuerzas. No me lo dijeron hasta el día siguiente.
Compraron cacahuetes, muchos!! para dárselos a los pobres, por que Alá lo querría así y me dieron el apellido.
Eres Djeneva Diarra. ( Yeneva Yará) Bamana muso, de la tribu Bambara, de las mas ancestrales de todo Malí, descendiente de los hombres cocodrilos de pasado glorioso, Diarra.....waramuso.....mujer león....me estaban dando un pasado glorioso, uno de los nombres mas grandes que hay y aunque jamas he merecido tal cosa ese dia me senti y fui un princesa Bam-mana.
Me enseñaron a bailar.

Cuando volví a España, conocí a muchos de los hijos que estaban aquí, de mis madres allí.......para ellos sigo siendo Djeneva Diarra........ni saben ni les interesa mi nombre Español.

No sé por que hoy cuento esto aquí. Me ha dado ese impulso de golpe no más.

Musogoraba Ikakene, inifama??Um fa?? iñanafi cullugu. E akain??. Ni Alá sona.


5 comentarios:

  1. I ni tjee, Djeneva Diarra... Nunca he vivido en Mali, apenas una escala en el aeropuerto de Bamakao, pero sí viví por esa parte de África y llegué a chapurrear algo de dioula, que, como sabes es una lengua muy cercana al bambara. Gracias por tu historia, Palmoba; me ha traído bellos recuerdos. Un beso con sabor a viento,
    V.

    ResponderEliminar
  2. Caramba, he recordado mis tiempos de muchacho q a punta de dedo me dedique a recorrer parte de mi pais y otros vecinos, ahora no se puede solo con carro y en grupo de lo contrario es peligroso, sabes tengo mi parte de aventurero y es tu post como un llamado me he tenido q amarrar a mi silla, gracias por recordarme esos sueños de juventud, q ahora los hago solo con mi moto y mas o menos cercanos... abrazos viajeros

    ResponderEliminar
  3. Me agradó mucho tu historia. Ahí te veo con un niño envuelto en tu espalda.

    No sé por cuanto tiempo visitaste silenciosamente mi página, pero veo que no pudiste quedarte callada al ver que podrías ayudarme y a mis lectores a conocer un poco de la bella e inocente cultura africana. Gracias.

    Yo me imagino la sorpresa que debe ser para ellos ver a una persona de raza blanca habitando cerca de ellos, seguramente algunos de ellos nunca habían visto una.

    Qué bonito gesto ese de bautizarte con un nombre propio del área. Yo creo que hasta en los lugares de donde venimos, si los amigos o conocidos no nos dan un apodo que refleja más o menos como somos, aún de cierta forma no existimos.

    Me encantó el video final, ellas tenían un baile muy sincronizado, el sonido de la música se me pareció un poco a la música de belly dancing.

    Te cuidas y gracias por compartir tus experiencias.

    Ciao

    ResponderEliminar