sábado, 8 de noviembre de 2008

No hay titulo.





" Hija mia, siempre he respetado tus decisiones, yo solo me permito aconsejarte y si tu te equivocas, pensaré que es mi culpa, que yo no supe darte el consejo adecuado"


Y el amor hacia mi padre y a su generosidad sin limites, vuelve a cocerse en mi interior como un gran bizcocho esponjoso con vapores de chocolate y anis, por que el, siempre huele así.


Obra: Ivan de Leon Rodriguez, pintor Guatelmateco.

12 comentarios:

  1. No me gustaría exdecerme en mi responsabilidad de padre. Pero no sé si el tiempo me dejará hacerlo o me atará a un olor en el recuerdo de mi hija.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Mi niña,...
    Ayer me discutí por una tonteria (o no) y mira que cosas me vinieron a la cabezota.
    Tienes más razón,...

    ResponderEliminar
  3. Eres muy afortunada, goza mucho de ese amor siempre...

    ResponderEliminar
  4. Dios mío,
    hoy tu post es para comérselo y no sólo por el chocolate y el anís (que olé por la descripción)
    sino por la ternura que destila,
    besos guapa

    ResponderEliminar
  5. Saludos es primera visita que realizo a este tu espacio... y me voy con una muy buena y bonita impresión me gustan tus escritos y tu trabajo en general en el blog...

    asi es que te enlace al mio para poder venir mas a menudo por tu espacio muy acogedor...

    saludos fraternos con el abrazo solidario

    ResponderEliminar
  6. Son extraños los padres que siempre hacen de nuestra responsabilidad su culpa, aún no han entendido que no se equivocarón o acertaron ellos sinó tú cuando tomaste las decisiones de tu vida.

    ResponderEliminar
  7. Estoy con esperanza
    un beso enorme
    Rampy

    ResponderEliminar
  8. Esa frase tan sabia parece haber sido dada por un escritor. Te quiere mucho tu padre.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. mi padre siempre dice que el lucha por protegernos de lo que no le pudieron proteger a él.
    Ojala yo pueda llevar ese caracter cuando tenga que encauzar la vida de algun hijo

    ResponderEliminar
  10. Niña,
    me alegro que hayas hecho una pausa entre tu ida y venida...
    Besitos.
    Curvas peligrosas, claro,...
    Oye, en el puente de diciembre quiero ir a verte, 6-7-8.
    A ver si puedo verte a tí, a tu negro, a tu madre, a tu padre y a la pilarica, y el ebro,... y las fotos.... y tu sonrisa de cielo.

    ResponderEliminar
  11. no conozco de nada a tu padre pero por las cosas que te he leído o me has contado de pasada me parece un tío genial...¡y si encima huele a bizcocho...!

    abrazos guapa!

    ResponderEliminar
  12. ¡Qué bonito lo que te dice tu padre y lo que tú dices de él. Se nota el cariño mutuo.
    Besicos

    ResponderEliminar